jueves, 16 de diciembre de 2010

EDUCACIÓN PRIMITIVA

1. Cultura y sociedad de los pueblos primitivos:



La educación existe desde que hay hombres sobre la tierra, y la vida de éstos se calcula que empezó unos 3.000 siglos. El conocimiento de la cultura y la educación de los pueblos primitivos se obtiene de los restos y productos prehistóricos y de la vida de los pueblos primitivos actuales. Se Suele Distinguir dos etapas principales en el desarrollo de esa vida primitiva:  la del hombre cazador y la del hombre agricultor , que se calcula comenzó hace 10 ó 12.000 años.  El hombre cazador es nómada, y vive en pequeños grupos dispersos, sin relación apenas entre sí. Se refugiaban en cuevas o chozas provisionales que abandona tan pronto como escasea o desaparece la caza en el terreno en que se halla. El hombre nómada, cazador se convierte poco a poco en agricultor y ganadero, adquiriendo así cierta estabilidad y formando clanes y tribus.


Vivían en casas rudimentarias, pulimentaban la piedra y 
después conocen el fuego y emplean algunos metales; cultivaban algunos cereales como el trigo y la cebada, algunas legumbres como la lenteja y la arveja, y poseían animales domésticos como el perro, el toro y el caballo, el asno, la cabra, la oveja y el cerdo.


En la época del hombre cazador, el varón ocupaba el lugar más importante y la mujer uno secundario. En la edad del agricultor la mujer aparece en un lugar preeminente, por estar a su cargo, además de las faenas domésticas, las labores agrícolas. La base de la vida de estos grupos sociales era la familia, bien en forma de poligamia o bien en la de monogamia; se practicaba el matrimonio con mujeres fuera del clan (exogamia), en forma de compra o rapto.


Estos grupos no carecen de cultura, aunque sólo aparezca en formas rudimentarias. En primer lugar poseían armas y utensilios domésticos y de labranza fabricados o mejor facturados por ellos. En las sociedades más desarrolladas se formaron quizá grupos o sociedades secretas para el ejercicio de ciertas actividades o profesiones, como la herrería y la fabricación de armas.




2.La educación de los pueblos primitivos:

Esencialmente era una educación natura, espontánea, adquirida por la convivencia de padres e hijos, dultos y menores. Bajo la influencia o dirección de los mayores, el ser juvenil aprendía las técnicas elementales necesarias para su vida: la caza, la pesca, el pastoreo, la agricultura y las faenas domésticas.

La educación de los pueblos primitivos se puede dividir en dos grandes etapas: la del hombre cazador y la del hombre agricultor. En los pueblos cazadores, los procedimientos para la educación o mejor para la crianza de los hijos son muy laxos, dejándoles en gran libertad; la razón de esto es que esos pueblos carecen de la disciplina que impone la guerra. Los pueblos cazadores no conocen ésta porque no poseen riquezas o propiedades que puedan incitar al ataque y al robo de los otros pueblos. Sin embargo, hay el hecho sorprendente de que en este período primitivo, en la edad paleolítica, es cuando se realizan las pinturas y dibujos   rupestres.

En los pueblos agricultores y ganaderos de la época, las condiciones de vida y la educación cambian grandemente; en primer lugar, las faenas agrícolas y ganaderas requieren un orden, una normalidad y estabilidad que no poseen los grupos cazadores. La generación joven tiene que aprender los fenómenos meteorológicos, el cultivo de las plantas, el cuidado de los animales. Por otra parte al ocupar la madre un lugar más importante en la vida de la familia y del clan, es de suponer que tuviera mayor influencia sobre sus hijos.

Aparte de esta educación espontánea, hay en los pueblos primitivos una forma intencional de educación llamada iniciación de los efebos. Mediante ella, los jóvenes reciben, alejados de las familias y los clanes, en lugares apartados, un entrenamiento muy riguroso para iniciarlos en los misterios del clan y prepararlos para las actividades guerreras. El sentido de estas prácticas es la disciplina del alma; los ejercicios son danzas, ascetismo, mortificaciones que provocan estados anímicos y éxtasis pasajeros. Pero también se practica toda clase de ejercicios con una finalidad racional: partidas de caza, ejercicios de armas, corporales, de desmonte y plantación.

Esta iniciación termina con una gran ceremonia de ordenación a la que asiste todos los miembros de la tribu y en la que se somete a los muchachos a pruebas rigurosas y duras para probar su estado de entrenamiento.





3. La educación en los pueblos indoamericanos:

En la historia de la cultura y la educación, los pueblos aborígenes de América ocupan una posición especial entre las sociedades primitivas y las civilizadas. En general, han pasado por las mismas etapas que los pueblos primitivos, es decir, por la de los cazadores y la de los agricultores; pero han ido más allá que éstos, alcanzando un grado superior social y cultural, aunque sin llegar tampoco al de los pueblos orientales.

Se reconoce en la América precolombina dos grandes centros de cultura, situados geográficamente en la zona mexicana y en la zona peruana, los aztecas en el norte y los incas en el sur, dominaron a los pueblos anteriores (mayas, aymarás, etc), y con ello dieron origen a una civilización basada en el sistema de clases sociales y a una educación subsiguiente. Estos pueblos no conocieron elementos esenciales de civilización como la escritura alfabética, el arado, la rueda y el hierro. En cambio tuvieron un espíritu arquitectónico muy desarrollado, perceptible en sus grandes construcciones de piedra.

Las clases sociales dominantes son la militar y la sacerdotal, quedando aparte la masa del pueblo, la cual estaba organizada en gens o clases. En este sentido, los pueblos indoamericanos son pueblos civilizados.


  • Losaztecas tuvieron un conocimiento astronómico muy desarrollado y en particular poseyeron un calendario complicado.Su escritura era muy primitiva basada en ideogramas y fonogramas, el cultivo de maíz era la base de su agricultura, su religión tenía rasgos crueles tales como sacrificios humanos. La Educación en los mayas tenía un carácter tradicionalista; hasta los 14 años el niño era educado en el seno de la familia, y en forma dura y austera, con castigos muy severos. Al terminar la educación doméstica comenzaba la educación pública dada por el estado en dos instituciones: elcalmélac y el telpochcalli  (casa de jóvenes). Al primero asistían los hijos de los nobles, al segundo los de la clase media. El resto de la población no podía asistir a estos establecimientos. En el calmélac predominaba la formación religiosa y en el telpochcalli la guerrera.
  • Los mayas fueron de temperamento más pacífico y de una cultura muy avanzada; conocieron una cronología y poseyeron también un calendario propio.
  • Los incas la educación era semejante, pero con algunas variantes. En primer lugar existía una menor diferenciación de clases sociales, quedando casi reducidas al predominio de los incas o nobles, de carácter militar. La educación la recibían aquellos en las casas de enseñanza (yacahuasi) dada por los mautas, que no eran propiamente sacerdotes. Allí aprendían las artes de la guerra y la técnica del kipú, especie de registro manual numérico, más de los cantos y tradiciones de su raza, hasta los 16 años en que se entraban en la vida pública después de sufrir una iniciación especial. Las jóvenes nobles eran educadas también en casas especiales por ancianas que las iniciaban en las tareas domésticas, la alfarería, 

1 comentario:

  1. Excelente tu trabajo. Podrías seguir avanzando sobre el tema de modelos de educación y en particular de educación cristiana? Gracias

    ResponderEliminar